Midiendo La Cantidad De Purga Necesaria Con Procedimiento y No Con Tamaño de Maquina

By:Lenny Gutierrez on April 2, 2019

Un buen programa de purga requiere llegar a definir la cantidad de purgante que es conveniente usar en piso para cada caso y máquina. Por lo que una duda común de los ingenieros de procesos es “¿Cómo calculo cuánta purga le meto a la máquina? ¿En base al tonelaje o al diámetro de husillo?”  Existen promedios de cantidad de purga basado en el tamaño de máquina de acuerdo a recomendaciones del proveedor. Sin embargo, esto no siempre toma en cuenta todos los factores que directamente influyen en la cantidad que al final se necesita para completar la limpieza.  Ejemplos de estos factores pueden ser: la presencia de contaminación de carbón, temperaturas de proceso, tipo y grado de resina, aditivos, colorantes; y características específicas en el tipo de tornillo, barril, molde y máquina.  Por ejemplo, para una purga mecánica que limpia de forma mecánica, requiere un promedio de 1 a 3 capacidades de barril; lo que se podría comunicar al usuario.  Considere que este promedio es un estimado y no es basado en un resultado previo específico al caso en cada máquina.

 

¿Cómo se confirma el efecto de la purga relacionado a la cantidad que se alimentó a la maquina?

La respuesta es: con una prueba inicial monitoreada usando el procedimiento recomendado de purgar del producto que están evaluando, y no con prácticas tradicionales de purgar.  Para iniciar la prueba donde se va comprobar el desempeño de limpieza, es crítico primero permitir la asesoría del fabricante de la purga.  La confirmación del procedimiento, ayuda a evitar incertidumbres y llegar a conclusiones inexactas con dudas como: “y si el procedimiento hubiera sido el correcto como hubiera funcionado”; pues es muy común encontrar pruebas y resultados donde hubo desviaciones; ya sea por un mal procedimiento, usar prácticas arraigadas o de proveedores diferentes.

 

La manera de medir las cantidades de material que sale por la maquina es otro factor crítico.  Al comienzo de purgar, cuando sale material de la máquina, lo normal es que salga primero el remanente de la resina que están purgando, y después poco a poco empieza salir la purga.  Debido a la necesidad de medir la purga que sale de la maquina (y no la resina), es necesario separar el montón de resina del montón de purga al mejor punto posible.  Quien está corriendo la prueba, es responsable de observar el momento cuando cambia el material que sale de la máquina.  A veces es mejor que otra persona se encargue de esta observación, mientras que él que este corriendo la máquina se queda en frente de la pantalla y los controles.  Cuando la purga termina y empieza a salir con una apariencia limpia; se manda a pesar solamente ese montón de purga; y no se incluye el restante que queda en la máquina.  Ya se puede suponer que la próxima vez que purgan se usará esa cantidad que se pesó y no mas de eso.

 

El procedimiento y las maneras de medir y pesar los materiales son pasos críticos para optimizar el consumo de purga desde la prueba inicial.  La prueba inicial debe definir el desempeño del purgante y el costo beneficio del mismo cuando se compara con otro método. Por lo que se debe considerar en el comparativo de métodos: el porcentaje de scrap; el tiempo de purgado y la cantidad de purgante que se deberá alimentar a la máquina la siguiente vez.

 

Para mas info de purgas o si requiere más información de cómo puede beneficiarse del uso de compuestos de purga para mejorar la eficiencia en su proceso de termoplásticos contácteme. Me gustaría conocer sobre su operación y poder hacer una propuesta específica.  lennyg@asaclean.com


Leave a Reply